Profesores, gestores culturales, artistas y 120 niños y jóvenes, provenientes de Tongoy, Guanaqueros, Pan de Azúcar, Cerrillos y Tierras Blancas, tienen acceso al arte y la cultura, a través de talleres formativos en diversas disciplinas artísticas organizadas por el Consejo Nacional de la Cultura y las Artes.

El proceso formativo comenzó en septiembre con el taller de danza; en octubre ha sido el turno de las artes visuales a través de la técnica del stop motion, liderada por el Director de Cine Ignacio Ruíz, y que ha resultado muy atractiva para los participantes.

“Entretenido, he aprendido a hacer muchas cosas” dice el estudiante Fabián Contreras. Así también, otro estudiante llamado Carlos Alfaro explica “lo que más me ha gustado es hacer video, películas y eso de sacar fotos rápidamente es entretenido. He aprendido muchas cosas”.

El stopmotion es una técnica de animación en volumen, que consiste en aparentar el movimiento de objetos estáticos por medio de una serie de imágenes fijas sucesivas y que se utiliza para producir movimientos animados de cualquier objeto como juguetes, bloques de construcción, muñecos articulados o personajes creados con plastilina.

El cineasta y especialista en stop motion, destacó el interés de los jóvenes y niños en aprender. “Esta técnica de cine tiene la gracia que es entretenida y está mucho más ligada a lo lúdico y artes plásticas y, en ese aspecto, los chicos lo han recibido muy bien porque no lo conocían” dijo Ignacio Ruíz, destacando que lo más importante es acercar la cultura a los jóvenes y niños.

Para el Director Regional del CNCA, Matías Awad, la idea de este programa ha sido acercar el arte y la cultura a todos. “Hemos buscado un programa que apunte a la formación de audiencias y por ello, trabajamos comprometidamente, para que la participación ciudadana en cultura sea permanente en el tiempo; queremos que todas las personas, especialmente los niños, tengan acceso a la cultura y se sientan parte de ella, se acerquen y vinculen con el arte” puntualizó.

Los jóvenes y niños participantes de este programa provienen del Liceo Carmen Rodríguez (Tongoy); Escuela Pablo Neruda (Cerrillos); Liceo Fernando Binvignat (Tierras Blancas); Escuela Manuel de Salas (Guanaqueros); y el Colegio Santa Marta (Coquimbo). Además, los talleres han sido replicados para artistas, gestores y los propios profesores de artes en los respectivos establecimientos, quienes reconocen un cambio positivo en los alumnos.

“Es sorprendente y ha sido extremadamente motivante para los alumnos. Con estos talleres ellos han estado motivados, ha sido muy positivo y les ha ampliado la perspectiva que tienen con respecto al arte”, dijo la profesora del establecimiento Pablo Neruda, Marcela Leyton.

El PCL busca acercar los productos, bienes y/o servicios artístico-culturales, así como fomentar la creación de audiencia y el desarrollo cultural de las personas, a través del acceso a estas disciplinas y al uso de los espacios culturales como el Centro Cultural Palace de Coquimbo, por parte de las personas.

La jornada, culminó con una clase magistral de Cine, la proyección de los cortometrajes de Ignacio Ruiz “Enco, travesías a vapor” y “Humanoiderobot”, además de los propios trabajos realizados por los alumnos, finalizando con un foro de reflexión.